sábado, 13 de diciembre de 2008

Lucha contra el robo que el gobierno quiere hacer a los motociclistas.

Como muchos sabréis, el pasado año, obligado por la UE, el gobierno español se vió empujado a quitar el impuesto de matriculación a los vehículos que contaminaban menos . Dado lo "previsores" que son, no contaban con las motos. De repente, se dieron cuenta de que casi ninguna moto emitía el mínimo exigible para pagar, por lo que de repente se encontraron sin una buena fuente de ingresos que, por cierto, no se cobra en otros países. Pero el pasado 14 de Agosto el Consejo de Ministros remitió, para su aprobación a las Cortes, el proyecto de ley que en su artículo 8 modifica la Ley de calidad del aire y protección de la atmósfera. Esta ley estableció, en su día, los tipos impositivos de los vehículos provistos de motor para su propulsión, en el momento de la matriculación, en función de las emisiones de CO2, modificando así la ley de impuesto especiales Ley 38/1992, de 28 de diciembre.

Así, ahora se han "inventado" reconvertir un impuesto que antes era llamado ecológico en un impuesto de "hay que pagar po
rque yo lo digo", cargando a las motos de más de 100 CV con ¡el máximo el máximo permitido!, que es casi un 15%. independientemente de su nivel de emisiones de CO2.
La motocicleta contribuye a una mejor y más sostenible movilidad., entre otras cosas porque emiten menos C02 y ofrecen mayor eficacia energética. Además, las emisiones de las motos resultan aún menores si observamos el uso real. Hay que tener en cuenta que las motocicletas no quedan atrapadas en los atascos ni pierden tiempo buscando aparcamiento, por lo que lógicamente hacerles pagar más contradice el espíritu de l
a ley de calidad del aire y protección de la atmósfera.

Curiosamente, nadie dice nada de cargar ese mismo impuesto a los coches de más de 100, ni 200 ni 300 CV. Así, el nuevo texto, ahora propuesto por el Consejo de Ministros, introduce la discriminación de las motocicletas respecto al resto de vehículos. De llevarse
adelante, la nueva ley establece para los vehículos de dos ruedas un baremo especial con una tributación mayor por sus emisiones de C02, en comparación al resto de vehículos incluidos en la ley a pesar de que la actual Ley 34/ 2007 de calidad del aire y protección de la atmósfera, establece que deben pagar más los vehículos que más CO2 emiten .. Ante semejante atropello, que no tiene ningún sentido menos atacar al mundo y disfrute de la moto simplemente por la fobia que algunos dirigentes sienten por las dos ruedas -encabezados por un personaje como el director General de Tráfico, Pere Navarro, que ha reconocido públicamente en TV que la anulación del impuesto a las motos les pilló desprevenidos - la asociación Lucha Motera ha puesto en marcha una recogida de firmas para evitar esa subida desmesurada y, sobre todo, injustificada, de impuestos. Si quieres poner tu granito de arena para evitar que pisen tus derechos como usuario de la moto, basta con firmar en el enlace adjunto.
http://www.enmotomenosco2.com
Para reducir las emisiones, disfrutar de la carretera y el campo, y porque disfrutas de ello sin molestar a nadie (menos a Pere Navarro, claro), monta en moto.
Autocity.com

5 comentarios:

bomar dijo...

quiero comentarles que esto pasa en todas partes, siempre tratan de sacar provecho de toda situación, y claro, les conviene hacer esto porque mucha gente usa la moto y quedaría sin el impuesto.

software erp dijo...

Que bueno que sería que éstas medidas fueran realmente para proteger el medio ambiente y no para tratar de sacar provecho de alguna manera ya que lo que siempre se persigue es el beneficio económico.

asesorias madrid dijo...

Es que no se les ha ocurrido cobrar más a los coches más grande, pero ya tienen la idea, en cualquier momento lo hacen también.

Vitnik dijo...

lamentablemente es más de lo mismo, ya se sabe que lo último en lo que piensan es en proteger, prevenir o cuidar el medio ambiente.

Materiales de construcción dijo...

Lo que más me preocupa es que esto lo vemos mucho en distintos lugares y sigue pasando el tiempo, pero nada cambia, seguimos igual.