domingo, 27 de marzo de 2011

Tus neumaticos te pueden avisar

Continental ha desarrollado una aplicación gracias a la cual los neumaticos se comunican con el conductor a través de su smartphone, indicando si la presión de la rueda es la correcta. La aplicación se presentó durante el pasado Consumer Electronic Show de Las Vegas.

El denominado sistema TPMS (Tire Pressure Monitoring System), sistema de control de la presión de los neumáticos en castellano, permite identificar cuando el inflado de las ruedas no es el correcto alertando al conductor. Pero la luz de advertencia que aparece en el panel de control muchas veces no es interpretada por el piloto de manera correcta.

Para evitar estos problemas de comunicación, en Continental han decidido atajar el problema y mejorar este método. Gracias al desarrollo de una aplicación de "asistente de llenado", el conductor recibe en su smartphone una notificación y asistencia de qué debe hacer exactamente con sus neumáticos. De este modo el vehículo siempre circula con un correcto inflado de sus ruedas minimizando su desgaste y optimizando cada litro de gasolina consumido.

Como explicaba el vicepresidente Ejecutivo y responsable de la unidad de negocio de conectividad, información y entretenimiento de Continental en Estados Unidos, "el número de aplicaciones que pueden desarrollarse para mejorar la experiencia de la conducción, la seguridad y el comportamiento del vehículo es ilimitado", aunque sí apunta que "lo fundamental es utilizar solo las aplicaciones y contenido que sean de verdadera utilidad para el conductor y garantizar que la información ofrecida no le distraerá".


Solo le veo un problema, si no llevas el telefono o no paras para ver el mensaje, (como suelo hacer siempre) de poco te sirve todo esto.
No se, solo es mi opinion.












sábado, 26 de marzo de 2011

Curso de conduccion intensivo en Cheste

Circuito de la Comunidad Valenciana | Cheste (Valencia) 

 

Reserva el próximo 11 de junio para rodar con tu moto en el Circuito de Cheste. La tercera escuela de la Suzuki Action School será un curso intensivo de perfeccionamiento para los niveles de iniciación, medio o avanzado. Nuestros monitores te enseñarán a mejorar tu trazada en curva, anticiparte a situaciones de riesgo o disfrutar aún más del potencial de tu moto cuando aprietas el puño. ¿Se te ocurre un plan mejor?


Incluye:
  • Tres niveles de conducción: iniciación, medio o avanzado.
  • Clases teóricas y clases prácticas.
  • Equipo de monitores profesionales.
  • Diploma acreditativo.
  • Asistencia de neumáticos Continental.
  • Asistencia fotográfica profesional Negami.
  • Box de avituallamiento.
  • Asistencia y verificación técnica.
  • Asistencia sanitaria.
  • Filmación on board.
  • Servicio de Catering (almuerzo tipo buffet).

Precio: 245 euros. Seguro: 30 euros. Precio Acompañante: 25 euros.

10% para usuarios de la marca Suzuki. 75 euros al comprar un juego de neumáticos Continental (consultar modelos sujetos a la promoción)


Puedes apuntarte ya pinchando AQUI


martes, 15 de marzo de 2011

Los conductores tambien somos ciudadanos

Puerta del Sol Madrid.13 de marzo de 2011. Es la fecha que se recordará porque los conductores reclamaron su condición de ciudadanos de pleno derecho. La fecha en que, por primera vez en la historia de la democracia española, se manifestaron para alzar su voz, para hacerse oír. Para decir, para gritar, que no son criminales, que la movilidad es progreso y que están hartos de ser ordeñados por el sistema: Gobiernos, Partidos, Petroleras y Aseguradoras. Ya está bien.

Ordeñados, multados, esquilmados, encarcelados, tutelados como críos. Este es el actual panorama para los conductores españoles. El ámbito del tráfico es nuestro país ostenta el dudoso honor de aglutinar diariamente un número record violaciones de derechos fundamentales. ¿Es lo que nos hemos dado? Quizás sí en sentido amplio, pero si observamos la pequeña intrahistoria de cómo se hacen las leyes veremos que, por ejemplo, en la negociación de la Ley de Seguridad Vial, esa que consagra la presunción de culpabilidad del conductor y otorga a la Administración atribuciones inacabables para sacarnos el dinero del bolsillo, la parte más polémica (aquella de lamina derechos fundamentales como la presunción de inocencia y el derecho de defensa) salió adelante a cambio de un par de carreteras en Cataluña y un puñado de euros al País Vasco. Si nos preguntan a nosotros, los pepitos de a pie, no creo que lo hubiéramos tolerado, así que no sé hasta qué punto esto es lo que “nos hemos dado” o, simplemente, se trata de lo que hacen con nuestros votos.

Mientras la DGT ha multiplicado casi por cinco sus ingresos por multas desde la llegada de Pere Navarro, e ingresa ya por todos los conceptos casi 120.000 millones de pesetas (así se hace uno mejor a la idea), no hemos visto ni una, repito, ni una iniciativa de seguridad vial que no haya estado basada en la represión. Dosificadas sabiamente en el tiempo, ya que quienes las aplican saben que su impacto en la reducción de la siniestralidad se agota muy deprisa, hemos ido viendo cómo subía el importe de las multas; cómo la Administración aumentaba los plazos para cobrar y reducía los de defenderse; instauraba el nefasto carné por puntos; modificaba el código penal y nos amenazaba con máquinas voladoras que nos iban a pillar a la mínima de cambio. Ahora se han agotado y nos bajan el límite a 110 con la excusa del precio del petróleo.

Y, cuando las cifras no encajaban en los deseos de Navarro, pues simplemente se afeitan, como hemos acreditado en este blog.

¿Educación vial? Figuraba como promesa electoral del PSOE en el programa de las elecciones de 2004. De esas promesas que se hacen al aire, como sabiendo que no iban a ganar las elecciones. La prueba de ello es que la educación vial desapareció del programa electoral del partido en el Gobierno en 2008.

¿Mejora de infraestructuras? Se terminaron las que estaban planificadas, y ahora incluso pretenden cobrarnos por su uso, como si no las hubiésemos pagado ya. Para eso quieren las infraestructuras, para sacarnos el dinero, no para que circulemos más seguros.

¿Puntos negros? Simplemente se cambió su definición y se redujeron un 30%. No se ha actuado nada desde 2007… y luego se extrañan cuando la siniestralidad repunta.

Suma y sigue. Con el petróleo, con el bonus-malos de las aseguradoras y con otras tantísimas excusas para sacarnos el dinero y convertirnos en criminales.

Y, mientras, cómo no, a fomentar la división entre los conductores, como si se prefierese que la carretera fuera un ámbito de confrontación antes que un lugar de respeto y convivencia; el propio Fiscal de Seguridad Vial “Eliott Ness” Bartolomé Vargas animó a denunciar por lo que denominó “acoso vial”. Si, también, un paso más en la criminalización.

No voy a repasar lo que todos ya sabemos; lo anterior es el agua del vaso, y lo del 110, la gota que lo ha colmado.


Articulo escrito y publicado por Pedro Javaloyes en su web www.elantirradar.com
Publicado en Un antiguo motero por CarlosR con autorizacion del autor